La Osa Gregoria

La Osa Gregoria

Informes y Reuniones de Padres

La metodología, la concepción de niño, el ideal de educación, no es independiente de lo social, político y de la posición ideológica del docente y su institución, de su forma de concebir el mundo, su sociedad, su cultura, lugar desde el cual mirará al niño. Así, un informe está también imbuido de esta mirada desde una determinada posición, de ahí que organizar las pautas e ítems para realizarlo, depende también, desde la concepción ideológica que se realice, teniendo que establecer primero la elección que guiará las metodologías y formas pedagógicas y desde ellas los aspectos a observar y consignar.

Elegir la reunión, al informe escrito, inmediato, una vez pasado el Periodo de conocimiento y establecimiento de vínculos afectivos, es coherente con la importancia dada a los aspectos afectivos involucrados en esta experiencia de ingreso al Jardín de Infantes. Aspectos afectivos que actúan como posibilitadores de los aprendizajes y del desarrollo y crecimiento del niño-a en general. Propuesta de encuentro, menos formal y distante que el informe escrito e individual, que permite también ubicar al niño en otro contexto, ajeno a la exclusividad del hogar, compartiendo espacios, actividades y adultos desde un lugar distinto, el niño-a en una sociedad de pares, con un maestro que lo respeta, cuida, ama  y valora  desde un lugar diferente del materno y paterno. Al mismo tiempo le permite al docente una observación desde lo grupal.

Para la realización de un informe personal de cada niño-a, es preciso haber observado y considerado a cada uno en particular, observación que implica una intencionalidad: de lo que puede ver, qué es lo relevante, cuál su significado, lo que lo pondrá también en el camino de decidir las mejores intervenciones en las diferentes situaciones planteadas con cada niño-a.

El informe destinado a los padres, del cual venimos hablando traduce la posición ideológica educativa desde la que el niño es observado. Hay también una respuesta tácita a la pregunta de qué es un niño.

A diferencia del “alcanzó-no alcanzó-en proceso”,  el informe redactado, individualiza, pone al servicio del niño la generalidad de la teoría, da cuenta de lo que hace, cómo lo hace, como es en cuanto a este hacer y en la relación con los otros, sus intereses y sus posibilidades. El niño como sujeto y no como objeto diseccionado. El niño que es y no el que se espera que sea.

Observar y valorar aquello que el niño-a puede hacer, es ver sus aspectos positivos y en ellos se apoya el maestro y el niño-a para hacer una adquisición posterior, cualquiera fuera ésta.

Asi planteado el informe es una instancia de apreciación y reflexión tanto respecto del niño como del docente.

“Mis maestros no fueron los sabios, mis maestros fueron la gente que tiene una sensibilidad encantadora para transmitir no solo el pensamiento sino lo otro, lo que está detrás de la idea. Eso para mí cuenta muchísimo, por la gracia del pensamiento, por la alegría de encontrarse". (Leticia Cossettini)


.
2016 © Todos los derechos reservados. Todas las imágenes respetan los derechos de autor. Desarrollado por RosWeb